El faraón
2012-10-28
El faraón
El faraón El calificativo "faraónico" corresponde a lo grandioso y fastuoso, como la construcción de las pirámides de Egipto. Políticamente es una forma de calificar el deseo de un gobernante que no tiene límites en sus pretensiones. El faraón era el ser más poderoso, no era un dios tampoco un humano común; encarnaba el concepto divino del poder en la tierra, la fuerza única que mantiene el orden en el universo, la fuerza divina en un cuerpo mortal al que nadie, absolutamente nadie le podía frustrar sus deseos. La función del faraón estaba dividida en cuatro ejes, garantizar los alimentos del pueblo y las crecidas del Nilo; administrar la justicia, a la burocracia le dotaba con collares de moscas, títulos militares que demostraban la tenacidad de los soldados. Era el responsable de mantener la seguridad y defensa del reino; y finalmente debía "construir" y dejar su imagen a la entrada de los templos para estar en armonía con los dioses, por ello los templos debían ser grandiosos, cada nueva construcción lo elevaba más a la categoría de dios. La obsesión de los faraones por hacer obras cada vez más grandes y costosas les llevó a perder de vista el tema económico, se vio en la necesidad de tener más esclavos y recortar los presupuestos para la defensa, la nutrición y la seguridad, asunto que la burocracia soportó por años hasta que se revelaron, pues el hambre y el sacrificio de los esclavos sólo servía para glorificar al faraón. Empezaron las críticas a los faraones al cuestionarse en secreto la utilidad de las obras mortuorias, donde sólo se veneraba a su persona; surgieron los inconformes y las dinastías acabaron por desaparecer y pasar a la historia. Aún así, hoy quedan los mudos testigos de piedra y granito en Egipto para demostrar de lo que fue capaz un faraón sin importar el valor humano y social del trabajo. Le siguieron las dudas sobre si el linaje, la casta y la herencia eran características para venerarle pues en aquel entonces el faraón tenía a su cargo todas las atribuciones políticas, religiosas y económicas, debajo de él estaba su esposa y sus hijos, luego los nobles y funcionarios que le acompañaban en sus tareas, los esclavos eran la última parte de la pirámide social, el grupo más numeroso siempre al servicio del faraón. Hace algunos años el periodista español Federico Jiménez Losantos enfrentó una demanda del alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón, por haberle dicho que los muertos del 11 de marzo de 2004, cuando las bombas en los trenes, no tuvieron ningún significado para su administración y había ordenado no investigarlos. El tribunal sentenció a Jiménez Losantos por considerar que las expresiones proferidas "son tan claramente insultantes o hirientes que no existe duda alguna de que pretendían vejar la imagen y dignidad del querellante en forma innecesaria y gratuita y desacreditarle públicamente en su condición de Alcalde de la Villa de Madrid y de miembro del Partido Popular". Jiménez pagó la multa pero no cedió, en su programa de radio empezó a llamar a Ruíz Gallardón "El Faraón de Cibeles" dueño de la villa y de la justicia. jesusmanuelh@mexico.com Video en Youtube: jesusmanuelhl
 
Titulo Columnistas
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La polarización en la política
UPRESS
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El guante blanco
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista Tony Gali pasó la prueba del ácido
Carlos Flores Mancilla
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Roma: excelsa
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El nuevo gobierno de Puebla
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Gobernabilidad, el reto de MEAH
Jesús Manuel Hernández
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada De la especulación a la expectativa
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La calidad de la democracia
UPRESS
Urbanidades
Guillermo Deloya Cobián Doctor en Derecho México 2024. Política Ficción, parte II
Guillermo Deloya Cobián
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Callos y Vermú
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Viudas: la historia sin futuro
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Barbosa debe ser
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°