Los hijos de la viuda
2012-03-31
Los hijos de la viuda
Los hijos de la viuda Sin duda los hechos más notables de la semana corresponden al nivel presidencial, tanto a las declaraciones de Felipe Calderón ante un grupo de analistas en el canal de las estrellas y una reunión con la burocracia a manera de despedida y con el deseo de dejar una impronta, una etiqueta, de su gestión antes de las elecciones; como para el arranque formal de las campañas de quienes pretenden quedarse con la silla que abandonará Calderón. Las redes sociales dieron cuenta de la credibilidad de las palabras del presidente sobre todo en los temas de pobreza y lucha contra el narcotráfico. Calderón se está jugando sus últimas canicas en aras de no tener que pasar la vergüenza de partido al entregar el mando a un enemigo. De ahí tantas especulaciones sobre la detención de "El Chapo" Guzmán y otros asuntos de perseguir a exgobernadores. Por desgracia para los mexicanos el "hubiera" no existe, por que una duda constante rodea el tema de si Calderón hubiera usado la misma fuerza contra el narco en contra de la maestra Elba Esther, o de la pobreza extrema, tal vez el país hubiera avanzado en un sentido positivo y no sólo en el recuento de muertos. Los presidenciables arrancaron campaña en congruencia con su estilo. Peña debutó como primer actor de la telenovela "En busca de la silla" al lado de La Gaviota que se ha convertido en la mejor arma para impedir que el improvisado siga cometiendo errores al leer el guión y mostrando su cuna televisiva al dejarse ver como el hombre pantalla de las mejores épocas de la cadena de noticias "Eco" con cobertura en todo el país. Vázquez Mota en cambio debuta como "Josefina" la muchacha que salió del pueblo a conquistar la gran ciudad, quiere ser diferente, pero el principio de Peter parece haberla alcanzado en un escenario donde su posicionamiento como mujer de familia y dueña del quehacer de su casa y no acaba de quitarse la etiqueta de que la afluencia al estadio azul se vació por errores de logística y para ganar las elecciones se necesita aparte de fama pública y un partido, una estructura de poder y acción, que ha sido minada por las grabaciones de sus conversaciones personales, pese al esfuerzo de su hermano Luis de conseguirle cuanta antena inhibidora de señales pueda para blindarla de los espías. Y López Obrador refugiado en su inclinación beisbolera y esperando que los errores de los demás le coloquen con el orden al bat con la casa llena y pueda pegar un HR. Habrá tela de dónde cortar en el corto plazo. Mientras tanto en la aldea, el gobernador se ve en el espejo y se pregunta qué ha hecho para merecer tanta ineficiencia a su alrededor, por qué Sergio Medina le ha salido tan malo en el desempeño de su principal acción con el carnaval del 5 de Mayo y tan bueno para la operación política de otros partidos; por qué su asesor en imagen y comunicación ha sido tan acertado para seleccionar los colores de la divisa y tan incongruente en la dirección de contenido con los postulados de la historia y su efecto en la localidad al promover a un caballo de alquiler de la zona prehispánica de Cantona al lado de una tapatía y el bailable del "Son de La Negra" cuando los poblanos lo que quieren es a su China Poblana. La eficiencia y la lealtad son dos virtudes que no están totalmente integradas en el equipo de trabajo, errores de selección diría alguien o exceso de confianza a los "dichos" de los íntimos que se han presentado como "expertos" en su entorno íntimo, pero sin experiencia mostrada en el fragor de las batallas. Una marca "totalmente palacio" de Ana María Olabuenaga por encima de la historia de Puebla, de su identidad, abonada por la inexperiencia de los gestores locales, importados, ha colocado el tema del 5 de Mayo en un verdadero carnaval que por el descuido podría convertirse en la "hoguera de las vanidades" y eso molesta, preocupa, irrita y hace aparecer al monstruo que todos llevamos dentro pero con el poder que da haber sacado a Marín de Casa Puebla. Ni las bajadas abruptas del helicóptero, ni los manotazos, ni los regaños en público, ni las advertencias, han desaparecido en los últimos días pues el carnaval llegó, llegó, y la agenda está hecha bolas y la suma de los cuartos disponibles en Puebla no da para meter a tantos invitados. Turismo, asesores de comunicación y operadores de eventos están en la mira del inquilino de Casa Puebla. Pero no es el único tema aldeano con trascendencia. Si bien muchos se preguntan por qué tanto énfasis en el 5 de Mayo de parte de este gobierno, asunto no tratado en campaña, y encuentran respuesta sólo en el asunto de la proyección de la imagen personal del gobernador para dar cumplimiento a sus deseos transexenales, hay quien le ha encontrado la cuadratura al círculo a través de las más antiguas y aceptadas militancias entre columnas y rescatado para el interés nacional la explicación de por qué el 5 de Mayo tiene validez para los intereses de Estados Unidos e incluso un puente con el Gran Oriente de Francia. ¬°Ups! dirían los jóvenes. Y aquí entra de lleno el tema de la masonería mexicana que se cuela por la única puerta abierta para hacerse presente en esta ciudad de derechas que espera su procesión de Viernes Santo y vela armas para enfrentar el 2 de Julio. Pero no es el único caso, otros masones, de los viejos tricolores, de los operadores electorales desplazados por los tecnócratas, de los que crearon la estrategia para que votaran hasta los muertos, llega a Puebla de la mano del ex gobernador con más influencia en esta multicolor administración, Héctor Hugo Olivares Ventura, el héroe de mil batallas, el hijo del profesor Enrique Olivares Santana, depositario de una de las más antiguas y aceptadas maneras de sobrevivir en política hará su trabajo para impedir que la casa se quede sin servidumbre al momento de que los invitados lleguen pues Fernando ha tomado al PRI como un partido familiar en agravio de la estructura y bajo la obediencia no del Inspector General o del Gran Maestro sino del gobernador, un asunto que preocupa a los de aquí y a los de allá. Así pues los "hijos de la viuda" se reúnen en Puebla, se encontrarán, se verán las caras y después, puede que nada sea igual. Mientras tanto Manzanilla atiende a los afectados por la guerra del granizo en Tehuacán. ¿Qué habrán hecho los pobres para no estar en paz con el cielo? jesusmanuelh@mexico.com
 
Titulo Columnistas
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández De plumas y jamones
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Morena, la guerra de lodo
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Descomposición panista
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Lucero Saldaña quiere ser gobernadora
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Complicaciones del PRI
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista Cárcel a gasolineros tramposos
Carlos Flores Mancilla
¿Se te ofrece algo?
Carlos Galeana Estudiante de Comunicación El tal Duarte es lo de menos
Carlos Galeana
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Los Ocejo abandonaron a Lalo?
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Los Finos de Jerez
Jesús Manuel Hernández
El Laurel de la Vida
Dafne Margot Rodríguez Elizondo Madre hija y profesionista . Ya no te cueces al primer hervor
Dafne Margot Rodríguez Elizondo
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Dos "gobernadores"
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Lealtades probadas
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Barbarie vs. política
Fidencio Aguilar Víquez
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°