Entre lo burdo y lo impune
2012-01-15
Entre lo burdo y lo impune
"Hay dos cosas que un hombre tonto no puede ocultar, el amor y el dinero" El tema estaba en boca de todos desde principios de diciembre. En algunos corrillos jurídicos se insistía sobre el avance de las investigaciones en torno a los funcionarios del sexenio anterior. En otros, los políticos, las conclusiones a priori indicaban que caería un "pez gordo", antes o durante el informe. En este espacio, publicado el 1 de enero se hacía eco de las percepciones "¿Quién o quiénes serán ahora los enjuiciados en el informe, acaso los ojos mirarán al Issstep, al Soapap...?". En las oficinas de la fiscalía responsable de investigar la corrupción del sexenio pasado fueron citados a mediados de diciembre varios ex funcionarios. La lista la encabezaba meses antes el nombre de quien fuera titular del Soapap, Eduardo Macip, y el del director administrativo Miguel Ángel Nieva, quien estaba siendo investigado por la protección a los negocios de algunos familiares del ex gobernador Marín. También acudió a las entrevistas David Villa Issa, Subsecretario de Egresos, acompañado de su segundo en jerarquía, el nombre de Alfredo Arango apareció también en la relación de los citados. El único que no se presentó fue Macip Zúñiga, quien al parece esta en el extranjero. Socialmente el tema de la impunidad seguía vigente con fuerza hasta la semana pasada. Textos en redes sociales, comentarios en corrillos de café coincidían en una premisa: ha pasado un año y nadie ha caído, sólo Henaine. Pedro Ferriz aportó la gota que derramó el vaso en la entrevista al gobernador el 5 de Enero, el periodista no se conformó con el anuncio de los predios recuperados o las cajas del Orfise descubiertas; fue al meollo, calificó de "ratero" al ex gobernador Marín y le preguntó que si necesitaba datos, él se los daba y las redes sociales también. "Nada fuera de la ley" dijo el gobernador con voz entrecortada. ¿Sería esa la presión más fuerte para romper el imperio de la impunidad? Meses antes el propio gobernador argumentó frente a un grupo de políticos, en sobremesa de cena privada, sobe las investigaciones dirigidas contra Gerardo Pérez Salazar y dejó entrever, frente a un vaso pintado de whisky que había una asunto de unos cien millones de pesos pero no tenían suficientes elementos jurídicos. La orden había sido clara a los investigadores, no debían aportar nada que no tuviera consistencia. La orden del sexenio pasado, después del 5 de Julio también fue muy clara, cada uno era responsable de sus actos, así que a cerrar libros. García Ramírez, multicitado en los corrillos como el principal recolector del sexenio pasado, llamó a los expertos, consultó a investigadores federales especializados en el tema, ¿lo habrá hecho bien? Es la duda en el ánimo de muchos de sus críticos. Pero nadie debe llamarse sorprendido del deseo del gobierno actual de buscar y encontrar. El tema de la campaña fue la denuncia del enriquecimiento ilícito. El propio aspirante a gobernador por Compromiso por Puebla declaraba en Mayo de 2010 sobre el enriquecimiento ilícito del asesor financiero de López Zavala, Jorge Estefan Chidiac, como respuesta al cuestionamiento de un reportero, el candidato dijo "sería interesante que Jorge nos diga, por ejemplo, con qué compró la casa en la que hoy vive. Con el sueldo de un diputado creo que no alcanza". Días después salieron a la luz pública fotografías de la residencia de Chidiac en La Vista. Y aún está vigente la investigación pedida por los representantes panistas sobre las propiedades de Javier López Zavala en Puebla, Veracruz y Chiapas, asunto que ventiló el candidato en el debate televisivo previo a las elecciones de 2010. El enriquecimiento ilícito es un tema, piedra toque en cualquier investigación, puede que los libros blancos estén al corriente, puede que las cuentas públicas también, pero la forma de vida, gasto diario, la adquisición de bienes, los depósitos en bancos, etcétera, significan la punta del iceberg. Decían los viejos "hay dos cosas que un hombre tonto no puede ocultar, el amor y el dinero". O sea, la actuación burda, pareciera que ha sido el error de Alfredo Arango para ser descubierto. ¿Es el trofeo que los poblanos y los panistas demandaron? Pareciera que no, 54 millones de pesos en propiedades no son precisamente el botín más grande. Arango tal vez fue el más ostentoso y el menos discreto en el manejo del dinero sucio, pero no fue el responsable de la obra pública en el sector salud, tampoco el único protector de los proveedores del Issstep o la Secretaría de Salud; luego entonces el respetable no ha recibido más que la concesión de una oreja a la lidia del primer año. Y claramente se observa que hay un grupo que goza del desprecio de quien hoy manda y no es precisamente el más cercano al ex gobernador, sino a algún familiar incómodo con los mismos apellidos. Y tras la detención de Arango vienen las especulaciones: ¿Nadie se dio cuenta del desvío de dinero? ¿La delegación de la Contraloría estatal en la Secretaría de Salud no conoció del enriquecimiento y si así fue lo habrá reportado? ¿No acaso durante muchos meses, casi todo el sexenio, aparecieron denuncias sobre las dudosas adjudicaciones? ¿No acaso aparecieron reportajes periodísticos sobre las malas condiciones del los hospitales recién inaugurados? Nadie puede saberse sorprendido, el tema estaba más que anunciado, sólo faltaba unir los cabos sueltos. Alfredo Arango es la punta de la madeja, qué sabrá, con quién compartió la complicidad, cómo se hacía del dinero, cómo pagaba las propiedades, qué notarios daban fe de las operaciones y si las habrán reportado a la Secretaría de Hacienda, cuánto repartía a sus cómplices, quiénes más actuaron igual. ¿Cuánto habrá contado ya? Estamos en un año electoral, y este regalito de Reyes Magos a los poblanos, tapa bocas, pero no conciencias, ¿cuántos "arangos" habrá antes del 1 de Julio? Y como decían los viejos, "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las propias a remojar"; algunos funcionarios de este gobierno, podrían haber caído en la misma tentación de Arango, darle chamba al esposo de la tía ya desempleado por la edad, nombrar algún socio como subsecretario y al contador de su empresa como administrativo, a una hermana recomendarla para un cargo de considerable importancia, beneficiar en la adquisición de servicios gastronómicos al negocio de tal o cual funcionario, de alto o menor rango, alquilar jets privados, etcétera. Ojalá el gobierno que hoy rinde su primer año, no se quede en la intentona de frenar la impunidad del pasado, también la del presente, pues haber roto con el paradigma de la impunidad y la complicidad, es entrar a la casa del jabonero. jesusmanuelh@mexico.com
 
Titulo Columnistas
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo La guerra sucia contra Gabriel Biestro
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista MORENA Puebla, ¿dos caminos?
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado ¿Hipnotismo a políticos?
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Candados del PRI y Puebla
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Delincuentes libres
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Mal y de malas
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista #RMV y sus canicas
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El alcalde sustituto devaluado
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Un merolico en el PRI
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Imágenes
Fidencio Aguilar Víquez
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°