Viudas: la historia sin futuro
2018-12-06
Viudas: la historia sin futuro

 

 

 

 

Viudas: la historia sin futuro

 

 

Por Noé Ixbalanqué Bautista

 

 

 

El director británico Steve McQueen ha concentrado su obra cinematográfica alrededor de la épica afroamericana, y un ejemplo es su cinta ganadora del Óscar a la mejor película del 2013. Regresa ahora con Viudas (Widows, RU/EU, 2018) con la misma temática pero con una notable variante en ella. Se trata de un thriller de acción a cargo de Viola Davis, Michelle Rodríguez y Elizabeth Debicki con la participación de Liam Neeson, Colin Farrell y Robert Duvall.

Veronica Rawlings (Viola Davis) ha quedado viuda, su esposo Harry (Liam Neeson), un notable ladrón, y su banda han muerto en una refriega con la policía. La presión de la mafia negra en un distrito de Chicago la amenazan para que regrese los dos millones de dólares que su esposo les robó, pero Verónica no tiene idea alguna de ello. Adicionalmente la crisis económica que implica su viudez recrudece su situación, hasta que a sus manos llega la libreta de notas de su esposo con toda la información detallada de sus actividades ilícitas. Con esta información decide realizar un robo y para ello convoca a las otras viudas de la banda de ladrone; es así como se unen a ella Linda (Michelle Rodríguez) una mexicana avecindada en Chicago y Alice (Elizabeth Debicki) una descendiente polaca. Las elecciones de distrito, entre un candidato blanco cuya familia ha tenido el control por generaciones y un candidato negro que encabeza la mafia de la zona, son el contexto en donde este robo se llevará a cabo. El robo de las viudas podría modificar notablemente el juego político entre ambos candidatos y su relación con la mafia y con la banda de ladrones.

Con un guión sólido a pesar de la complejidad de la trama, a cargo de Gillian Flynn y el propio Steve McQueen que adapta la novela homónima de Lynda La Plante, esta cinta refleja a la sociedad contemporánea degradada por el pensamiento neoliberal que invocado la ambición extrema para cometer actos sin la consideración del otro como ser humano. Es decir, el neoliberalismo promueve valores que deshumanizan a la persona sin importar su posición social, política o su identidad cultural y étnica. La deshumaniza y homogeniza.

Para McQueen ello ha tergiversado la identidad de la lucha afroamericana para crear cárteles de crimen organizado que reproducen las conductas contra las que ellos han luchado. Pero no sólo se trata de la comunidad afroamericana, también estos valeres han degradado a la comunidad latina que se ha caracterizado por su arduo trabajo en tierras estadounidenses y a las diferentes comunidades blancas, migrantes originales de esa nación.

 

 

Pero lo más grave es que quienes deberían velar por la humanidad de sus habitantes sin importar su origen y su etnia, los políticos y el gobierno que integran, son también promotores y actores del mismo mal. De manera tal que todos son víctimas y victimarios, todos tienen momentos de bondad -pocos en realidad- y momentos de maldad, todos son ahora objetos que velan por sus ambicioso interés personal y no sujetos que se construyan armónicamente con el otro con el fin mayor que es la sociedad.

McQueen hace una buena puesta en escena, sin ser realmente destacable, pero tampoco pasa desapercibida. Quizá el trabajo de Viola Davis, aunque bueno, no deja de hacer referencia su personaje de la serie How to Get Away with Murder (EU, 2014 – ) y ello, si bien aporta a la trama, impide al espectador hacer una completa inmersión en la película. Ello sucede a menudo con actores que no abandonan totalmente a un personaje o, en el peor de los casos, a sí mismos. Sin embrago el trabajo de Davis es bueno.

Así, con una historia multiétnica, como lo es la sociedad norteamericana, ahora homogenizada por el neoliberalismo, como está sucediendo en casi todo el mundo que unidimensionaliza a toda persona hacia un objeto egocéntrico y ambicioso, McQueen reflexiona la conversión del fin de los ideales por el pragmatismo frívolo e inmediato del poder y del dinero. Con ello la lucha por el presente inmediato diluye el futuro. Por ello Viudas son la historia sin futuro.

 

 
Titulo Columnistas
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La polarización en la política
UPRESS
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El guante blanco
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista Tony Gali pasó la prueba del ácido
Carlos Flores Mancilla
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Roma: excelsa
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El nuevo gobierno de Puebla
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Gobernabilidad, el reto de MEAH
Jesús Manuel Hernández
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada De la especulación a la expectativa
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La calidad de la democracia
UPRESS
Urbanidades
Guillermo Deloya Cobián Doctor en Derecho México 2024. Política Ficción, parte II
Guillermo Deloya Cobián
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Callos y Vermú
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Viudas: la historia sin futuro
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Barbosa debe ser
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°