AMLO y los intelectuales en Twitter
2018-02-06
AMLO y los intelectuales en Twitter

AMLO

y los intelectuales en Twitter

 
 
 
 
 
 
Por Fidencio Aguilar Víquez
 
 
Resulta que Silva-Herzog Márquez escribió en el Reforma un artículo donde señaló sus razones para hacer ver la diferencia del AMLO de 2006 y del 2012 con este del 2018. La respuesta del aspirante presidencial no se hizo esperar, a las 14.13 hrs. del día 5 de febrero escribió: «Hace tiempo que Jesús Silva-Herzog Márquez me cuestiona con conjeturas de toda índole. Hoy, en el periódico Reforma, me acusa sin motivo de oportunista. Ni modo, son tiempos de enfrentar a la mafia del poder, a sus secuaces y articulistas conservadores con apariencia de liberales».
 
 
Silva-Herzog respondió unas horas después, a las 16.36 hrs. lo siguiente: «Ojalá aceptara alguna vez, don @lopezobrador_ que la discrepancia no es inmoralidad. Criticarlo a usted no es entregarse a la mafia. Si no aceptamos que hay razones para el desacuerdo, el diálogo no tiene sentido.» Poco antes, a las 15.43 hrs., Denise Dresser desde su cuenta (@DeniseDresserG) había escrito esto respondiéndole a López Obrador: «Aquí motivos para calificarlo de oportunista: Gaby Cuevas, Cuauhtémoc Blanco, alianza con el PES, “perdón” a Salinas, amnistía a Beltrones, etc. Ni modo, son tiempos de políticos conservadores con apariencia de liberales, construyendo su propia mafia de poder. O así parece». La cosa subió de tono y, a las 18.41 hrs., López Obrador aludió a Enrique Krauze en los siguientes términos: «Enrique Krauze: en buena lid y con todo respeto, tú también eres de aquellos profundamente conservadores y que simulan, con apariencia de liberales. Y por su puesto que acepto la crítica y respeto el derecho a disentir.»
 
 
A las 19.02 hrs. del mismo día, Enrique Krauze -@EnriqueKrauze- contestó: «Andrés Manuel López Obrador: en buena lid y con el mismo respeto, creo que tu concepto de liberalismo está profundamente equivocado. Hallemos espacio para debatirlo.» Hasta el momento de escribir estas líneas, en la cuenta del aspirante presidencial no había un tuit dirigido a Krauze.
 
 
En realidad Silva-Herzog había hecho una valoración de su perfil: de ser en las dos campañas presidenciales de 2006 y de 2012 un sectario y un intolerante, a un personaje relajado, incluso de buen humor que lo transmite en su derredor a la gente de su equipo: “Ha descubierto un recurso valiosísimo: la risa. Es claro que un candidato que sabe reír puede encarar de una manera muy distinta las embestidas de sus críticos. La mejor forma de desarmar las críticas desproporcionadas es riéndose de ellas.” Y todavía más, el intelectual denotaba ese cambio de alejarse del sectarismo con la presentación de su gabinete, pues ahí se hacía notar el cambio de esta tercera campaña con respecto a las dos anteriores.
 
 
Y aquí está lo que debió molestar a López Obrador. Según el ensayista, el aspirante presidencial por tercera ocasión pasó del sectarismo al oportunismo. No hay que olvidar que el oportunista es el que ve la ocasión para alcanzar sus propósitos en la circunstancia presente y hace todo lo que sea posible para ello. “Morena ha sido traicionado antes de ganar el poder. El caudillo lo ha entregado al cálculo de sus ambiciones. La lealtad de hoy puede vencer a la deshonestidad de ayer; los mafiosos pueden transformarse en abanderados de la regeneración nacional, los bandidos pueden ser perdonados por la infinita bondad del prócer. Morena ya ha sido sacrificada. Al caudillo le sirven los foxistas, los calderonistas, los zedillistas, los salinistas. Todos caben, ha dicho la presidenta de Morena.”
 
 
Y luego remata con lo que sin duda terminó de encabritar al aspirante presidencial, todo eso de justificar pragmáticamente a quien se una a su movimiento, es decir, a sus fines políticos de obtener la presidencia, no es otra cosa que lo que siempre ha hecho el PRI en su larga hegemonía: repartir y compartir el poder.
 
 
En lo personal pienso que en cualquier régimen democrático debe cuestionarse todo, desde lo serio hasta lo trivial. Y para el caso, que el aspirante presidencial conteste lo que se le cuestiona y que los electores decidan. O que no conteste si no quiere. De todos modos los electores decidirán.
 
 
 
@Fidens17

 

 
Titulo Columnistas
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández El Roastbeef
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Margarita, fuera
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Dos perspectivas, dos horizontes
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Desdén y debate
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Tras las bambalinas del Tucomba
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La ambición
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La defensa de MEAdeMV
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Enemigo común
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Puebla capital, la joya de la corona
Fidencio Aguilar Víquez
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Secretos femeninos
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°