Santa María Novella y el Toni2
2017-02-15
Santa María Novella y el Toni2

 

 

 

 

Santa María Novella

y el Toni2

 

 

 

 

 

 

Por Jesús Manuel Hernández

 

 

Madrid, España.- Vaya sonrisa de la señora aquella, sus blanquísimos dientes sobresalían de su cara de tez blanca como leche de almendras en una boca enmarcada con un sutil rojo carmesí digno de morderse. Zalacaín se sorprendió de la natural belleza de aquella mujer sentada en la barra del “Toni2” frente a una copa balón llena de ginebra con tónica.

Nunca hubiera pensado en los sucesos sucedidos aquella noche mientras esperaba la llegada de sus amigos. La señora había reservado una de las pocas mesas frente al piano de cola, famoso desde los años 70 del siglo pasado cuando el llamado “destape” llegó a España.

Antonio Tejero Cabañas había dejado un local en la estación del norte y puesto su primer sitio en Lagasca 103, le llamó “Toni1”, el espacio había sido seleccionado para dar cabida a su enorme piano de cola. Fue todo un éxito, a Zalacaín le tocó conocerlo y escuchar a los Beatles interpretados por el pianista de turno, la música era una especie de síntesis de Las Vegas de la época, Tony Bennett, Frank Sinatra y toda aquella pléyade de intérpretes.

En 1979 se cambió a la calle Almirante en el número 9 donde rentó una especie de sótano, el piano por suerte cupo y se formó así la tradición de la movida de las madrugadas madrileñas al amparo de la música y los cantos improvisados, hoy le llamarían malamente “karaoke”, pero el Toni2 es otra cosa, reúne una especie de glamour, de frenesí, de estilo, elegancia y contagio de las gente bonita de la ciudad, lo mismo se topaba uno con artistas, directores de cine, escritores, bohemios, cantantes famosos, algún miembro de la realeza, etcétera. Por el local de Antonio Tejero han desfilado todos en todas las madrugadas.

Tener una mesa o un sitio al lado del piano para cantar o simplemente tomar la copa y terminar la fiesta del día, es toda una aventura. La señora bebía lentamente su gin. Zalacaín observó además de sus labios y sus dientes, sus manos, tenían una apariencia muy fresca, muy suave.

A eso de las 12.30 de la noche llegaron sus amigos, el piano iniciaba a la 1 de la madrugada y el cierre se anunciaba a las 7 de la mañana, como casi todos los días.

Y vaya sorpresa, al grupo de amigos se unía la señora de tez blanca, labios rojo carmesí y manos frescas y suaves.

Luego de las presentaciones convenientes, la solicitud de ginebras y Dry Martini, mientras Jesús Serrano movía las manos como todo un artista para tocar la música de New York, New York… De las gargantas de los ahí presentes empezó a salir la melodía y se alzaron las copas y se brindó por la bohemia.

A Zalacaín le había tocado sentarse frente a la señora cuyo nombre era el más fiel reflejo de su tez, Blanca, y el primer contacto con ella, cual se estila en Madrid fue el saludo de mano y los dos besos, uno en cada mejilla.

Dos sensaciones llegaron en el instante al aventurero, la suavidad de sus manos y el olor de sus mejillas, los cítricos, la bergamota de una suavidad y frescura increíbles.

Minutos después Zalacaín no pudo contener la curiosidad y pregunto sobre la marca del perfume de Blanca. Su sonrisa estalló en carcajadas cuando una de las amigas de la mesa había dicho “ella hace sus perfumes”. Por supuesto era una ironía, pero la pregunta dio paso a charlar sobre uno de los asuntos más antiguos de la cosmética europea.

Y dijo Blanca: “curiosamente hoy fui por la reposición de cremas y fragancias, justo a dos calles de aquí en el número 26”. Zalacaín conocía la calle desde hacía décadas, estaba llena de ferreterías y anticuarios y a últimos años se ha cambiado el giro a grado tal de ser conocida ya como “la calle de la moda” debido a la presencia hace varias décadas de los principales modistos españoles. Pero no recordaba ninguna perfumería.

Claro, no se trataba de una tienda normal, Blanca se refirió a la “Oficina Profumo Farmacéutica de Santa María Novella”, fundada en 1521 en Florencia. Y a partir de eso la charla fluyó con un grado interesantísimo de cultura.

Se trata de una botica fundada por los frailes dominicos asentados en el espacio ocupado antes por el oratorio de Santa María de la Viña en el año 1049, y donde se erigió el convento para los primeros doce frailes llegados a Florencia, quienes se dedicaron a cultivar plantas medicinales y aromáticas para producir los bálsamos curativos. Dos en especial cobraron fama, una después de la Peste Negra cuando los dominicos produjeron un agua de rosas empleada para desinfectar y aromatizar las viviendas; el otro con base en la hierba de Santa María usada años después para producir el Acqua di Santa Maria Novella, para curar el histerismo.

Los frailes dominicos fueron encargados por la casa de los Medici a elaborar las aguas aromáticas de la corte, entre ellas el famoso perfume creado en 1533 especialmente para Catalina de Medici cuando tenía 14 años, llamado desde entonces “Acqua della Regina”, debido a haber sido el producto portado por Catalina hasta París para contraer nupcias con Enrique II de Francia.

La fama de los dominicos llegó a Rusia, a la India y a China y fueron creadas muchas aguas y fragancias, bálsamos y ungüentos con el sello de Santa María Novella; de ahí salió Giovani Paolo Féminis en 1725 para ser huésped de Colonia y en agradecimiento inició la producción de su famosa “Acqua di Colonia”. En 1866 el Estado Italiano confiscó la farmacia y luego fue negociada para entregarse al sobrino del último fraile director de la casa, desde entonces la familia de Cesare Augusto Stefani es la responsable de conducir a Santa maría Novela.

Blanca reconoció usar la fragancia desde hacía unos 20 años cuando la descubrió por accidente y desde entonces además emplea la “Crema per le mani” con perfume de limón y hecha con base en la manteca de cacao, aceite esencial de corteza de limón siciliano, cera de abeja virgen, aceite de almendras dulces, entre otros, y está, dijo Blanca, considerada como “la mejor crema del mundo, pues hidrata, suaviza y cura…”

La tertulia continuó, las canciones de Tony Bennett llenaban los oídos del público, serían ya cerca de las 6 de la mañana cuando la cuenta llegó y con ello la despedida de aquella hermosa mujer cuyo olor jamás disminuyó. Al final le dijo al aventurero: “también hay para hombres, te recomiendo el “Pot-Pourrí… Tiene notas de lavanda, bergamota, romero, tomillo, hoja de laurel, bálsamo de Perú, y flores de las colinas de Florencia, concentradas y selladas por tres meses en urnas de terracota de la Toscana… digna de quien privilegia la cultura de la gastronomía…”.

¡Chapó!, doña Blanca

elrincondezalacain@gmail.com

Video: https://youtu.be/kv7k2ZcMH_g

 

 

 

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Descomposición panista
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Lucero Saldaña quiere ser gobernadora
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Complicaciones del PRI
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista Cárcel a gasolineros tramposos
Carlos Flores Mancilla
¿Se te ofrece algo?
Carlos Galeana Estudiante de Comunicación El tal Duarte es lo de menos
Carlos Galeana
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Los Ocejo abandonaron a Lalo?
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Los Finos de Jerez
Jesús Manuel Hernández
El Laurel de la Vida
Dafne Margot Rodríguez Elizondo Madre hija y profesionista . Ya no te cueces al primer hervor
Dafne Margot Rodríguez Elizondo
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Dos "gobernadores"
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Lealtades probadas
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Barbarie vs. política
Fidencio Aguilar Víquez
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández La hora del vermut
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Complicidad
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°