La identidad del chileatole y los baches de verano
2010-08-12
La identidad del chileatole y los baches de verano
La identidad del chileatole y los baches de verano Madrid, España.- En alguna ocasión Zalacaín había discutido el origen del chileatole, para su juicio entre Tehuacán y San Andrés Chalchicomula podría haberse generado la primera influencia del uso del atole de masa con granos de maíz. Por supuesto las fechas debieron ser muy anteriores a la llegada de los españoles; el maíz, como es sabido, lleva unos 10 mil años de cultivo y es la zona de Tehuacán donde se han encontrado los granos más antiguos. Los pueblos prehispánicos eran afectos a fermentar el maíz y hacer tamales y atoles con la masa obtenida de los granos, es ahí donde está el origen del atole de chile, o chileatole. La tradición señala la época de lluvias y de frío como la más propicia para ingerirlo. Zalacaín había escrito a sus amigos de Madrid sobre el tema; varias veces cuando hacía frío en la villa reconocía la necesidad de "un chileatole para calentar el cuerpo" y lo mismo decía cuando padecía algún resfriado, pues en su casa acostumbraban consumir el chileatole verde para calmar los efectos del padecimiento y ciertamente en época de lluvias la gente lo ofrecía en los zaguanes de las vecindades o de puerta en puerta en las zonas residenciales. Pues bien, el aventurero reportaba su vivencia en torno del chileatole debido a las fuertes lluvias caídas sobre la Angelópolis. Un asunto causó curiosidad en su relato, así como en la península proliferaban los hongos y setas al inicio del otoño, en Puebla habían proliferado los "baches", nombre dado al hoyanco en el pavimento, su presencia repercutía en el tiempo de traslado de los habitantes y por supuesto en las reparaciones de las llantas, amortiguadores y suspensión de los vehículos. Sólo los "talacheros" estaban felices con el tema, había crecido la demanda de sus servicios. El aventurero explicaba la palabra "talachero", usada para definir cuando alguien trabaja en los suyo, así como "currar" para los españoles, "la talacha" se popularizó en las carreteras de México pues en esos puestos se hacían todo tipo de trabajos de auxilio a los conductores ante una descompostura, luego se fue perfeccionando la actividad hasta quedar en la compostura de los neumáticos. Pero siguiendo con el tema del chileatole, recetas las había por doquier, en cada pueblo tenían una forma de prepararlo, desde el más común y corriente de atole con trozos de elote tierno y chile, hasta los más complejos, unos llevaban chile ancho, como en Oaxaca, otros carne de cerdo o de res y hasta chivo y camarón como en Veracruz, o con pollo y de color rojo como en Chalchicomula. Los poblanos de la capital seguramente le habían agregado el chile poblano para darle un toque de picor muy suave, algunas familias le ponían además epazote, chiles serranos en lugar del chile del tiempo, hojas de chayote o de calabaza. El chileatole rojo además del chile ancho en algunas poblaciones se comía con queso fresco, canela y hasta piloncillo diluido en leche. Zalacaín había decidido salir esa tarde a buscar algún puesto de chileatole. En su juventud era común encontrarlo en El Alto, en las vecindades aledañas a "La Marranera", esa enorme vecindad hoy convertida en oficina gubernamental, atrás de la Parroquia de La Cruz, en Xonaca; cerca de la capillita de Dolores también se colocaban algunas señoras después de las siete de la noche para vender chileatole o elotes tiernos con chile, tenían demanda después de las funciones de la carpa instalada en el jardín contiguo donde a veces había zarzuela y teatro de comedia y hasta circos llegaron a instalarse. Zalacaín recordó cómo en la década de los 60 en una de las esquinas de ese jardín se había colocado el primer negocio de autoservicio, llamado "Minimax", él y sus amigos habían ido a curiosear la novedosa forma de vender productos sin dependientes ni mostradores, sólo las cajeras a la salida; los chamacos del vecindario debieron haber echo de las suyas pues el negocio no funcionó, había mucha merma. Otra esquina famosa para el chileatole era frente a la Iglesia de La Compañía y por supuesto las vecindades cercanas a la Iglesia de El Carmen. Zalacaín preguntó a sus familiares dónde compraban la bebida, nadie supo, al parecer la costumbre de consumir chileatole se había detenido y era un privilegio sólo de las personas mayores, el gesto de decepción no se hizo esperar, los poblanos de hoy día han perdido una buena parte de su identidad gastronómica, al día siguiente buscaría algún puesto callejero, preguntaría a un taxista, los choferes de taxis siempre saben algo más del tema gastronómico del común denominador de los habitantes de una ciudad. Mientras tanto el aventurero, informaba, se preparaba para asistir a la comida con el hijo de su viejo amigo recientemente fallecido, sin embargo aún no le acababa de gustar la idea de ir a un restaurante argentino, cuando la comida poblana era tan basta y sabrosa. jesusmanuelh@mexico.com
 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La paja y la viga
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Horizonte abierto. Una nueva carrera profesional
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Quién solapó acciones en Triángulo Roio?
Jesús Manuel Hernández
¡Ahí vienen los gorrones!
Arturo Muñoz Martínez Estudiante Ciencias Polìticas BUAP HuachiCorridos: ¿Apología del delito o Libre Expresión?
Arturo Muñoz Martínez
¡Ahí vienen los gorrones!
Arturo Muñoz Martínez Estudiante Ciencias Polìticas BUAP Radiografía francesa: De Macron a Ríos Peter
Arturo Muñoz Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Sabía RMV del robo de combustible?
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández La sal del amor
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Crimen organizado, la guerra inútil de los neoliberales
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°