Manuel Bartlett, la DEA, Camarena y Buendía
2015-07-24
Manuel Bartlett, la DEA, Camarena y Buendía

Manuel Bartlett, la DEA,

Camarena y Buendía

 

 

 

Por Raúl Torres Salmerón

 

Cada determinado tiempo, ex agentes de la DEA acusan sin pruebas --y si dicen tenerlas no las presentan--, a don Manuel Bartlett Díaz, ex gobernador de Puebla y actual Senador de la República por el Partido del Trabajo.

La causa de los ataques es muy simple: el poblano es un personaje incómodo para los Estados Unidos.

Don Manuel Bartlett Díaz se ha convertido en el legislador crítico más incómodo del gobierno. Su cercanía con el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador  --desde ahora el puntero en las encuestas presidenciales—provoca miedo, desazón y preocupación principalmente en los Estados Unidos.

Las acusaciones sin fundamento surgen en momentos en que don Manuel brilla en el firmamento político de México. El poblano siempre ha rechazado los cargos que se le hacen.

 

LA HISTORIA DE CAMARENA

 

La historia es la siguiente: Enrique alias “Kiki” Camarena Salazar, mexicano de nacimiento y estadounidense por naturalización, fue un agente encubierto de la DEA (Drug Enforcement Administration).

En 1981 fue asignado a la DEA en Guadalajara, México. Se infiltró en el cártel de Guadalajara, y actuó con éxito en golpes contra el narcotráfico. Después, fue descubierto y Miguel Ángel Félix Gallardo ordenó el secuestro de Camarena en 1985, realizado por agentes corruptos de la Dirección Federal de Seguridad. Camarena fue torturado hasta la muerte. Estuvo presente Rafael Caro Quintero. Su cuerpo fue encontrado en el estado de Michoacán.

Desde entonces a través de la cuestionada figura de testigos protegidos, personas desconfiables y generalmente ex sicarios, la DEA ha inventado historias.

Un grupo especial de agentes de la DEA encargado de la Operación Leyenda, decidió destruir la imagen del entonces Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz, por su gran influencia política en México y evitar que llegara a la Presidencia de la República.

 

LA PRIMERA ACUSACIÓN

 

En 1988 con motivo de la sucesión presidencial, versiones periodísticas de Estados Unidos, a través de ex agentes y voceros oficiosos de la DEA lo culparon del caso de su agente Enrique Camarena, mencionándolo en la misma lista donde aparecieron el ex Procurador General de la República Enrique Álvarez del Castillo y el Secretario de la Defensa Nacional, general Juan Arévalo Gardoqui.

La información fue propalada por los entonces precandidatos presidenciales, sobre todo el entonces Secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari.

Un par de meses antes de la toma de posesión como gobernador del estado de Puebla, el entonces priísta, en diciembre de 1992 surgió nuevamente la acusación del asunto de la muerte de Camarena.

En una conferencia de prensa, el gobernador electo explicó sus razones, como escribió el periodista Alejandro Manjarrez: “Bartlett habló fuerte, seguro y enérgico. Se le notaba convencido de lo que decía”.

Cuestionado por el asunto del caso DEA fue inquirido sobre su calidad moral y respondió tajante: “¡Claro que tengo la calidad moral para gobernar a los poblanos!” y vaya que lo demostró en los hechos siendo hasta la fecha el mejor gobernante que ha tenido el estado en muchos años.

Fue en esa histórica reunión de medios cuando puso de moda el viejo dicho “Al que no le guste el calor, que no se meta a la cocina”. Por cierto, esa misma frase copiada a don Manuel la repitió el Senador de la Republica panista Javier Lozano Alarcón en abril de 2013, en entrevista radiofónica  cuando hablo de lo difícil que es la profesión de la política. También lo escribió en El Universal.

Cuando don Manuel pretendió por segunda vez aspirar a la Presidencia de la República, luego de ser gobernador de Puebla, en el año 2000 volvieron los ataques de la DEA.

En 2014 volvieron a aparecer los mismos ataques. Bartlett era la figura principal en el Congreso de la Unión y se opuso a la Reforma Petrolera.

La ultima acusación fue el 7 de julio de este año, a través de la agencia china Xinhua, el ex agente de la DEA y encargado de la llamada Operación Leyenda, Héctor Berrellez, dijo a Xinhua que está dispuesto a colaborar y aportar evidencias a México que implican al Senador mexicano Manuel Bartlett Díaz en el secuestro, tortura y asesinato del policía estadounidense Enrique Camarena a manos del capo Rafael Caro Quintero en 1985. También dijo tener pruebas de que asesinó al periodista Manuel Buendía.

Berrellez siempre asegura tener pruebas y nombres, pero nunca las ha presentado. Solamente se dedica a acusar sin pruebas a don Manuel Bartlett.

Respecto al crimen del periodista Manuel Buendía en 1984. Fue consignado José Antonio Zorrilla Pérez, como autor intelectual y Juan Rafael Moro Ávila como autor material. Zorrilla era entonces director de la Dirección Federal de Seguridad.

 

ALGUNAS PRECISIONES

 

Poco se ha dicho de don Manuel, que cuando se desempeñó como Secretario de Gobernación, se encargó de transformar a la antigua Dirección Federal de Seguridad, organismo corrompido y asociado con narcotraficantes hasta el tuétano, en el actual CISEN (Centro de Investigación Seguridad Nacional), organismo al que incorporaron, psicólogos, analistas de información, y todo tipo de expertos. Se exigió entonces realizar exámenes psicológicos, médicos, físicos a los que quisieron reincorporarse.

Asimismo, que los embajadores de Estados Unidos en México, John Anthony Golenor, mejor conocido como John Gavin, John Dimitri Negroponte y Jeffrey S. Davidow, avalaron su conducta.

Viajó, acompañado del embajador Negroponte a Estados Unidos para demostrar aquella falacia que iba a ser detenido en cuanto pisara Estados Unidos, como le sucedió a Rubén Zuno Arce y Humberto Álvarez Machain.

Sin duda alguna, como escribió Alejandro Manjarrez, respecto a Bartlett y otros políticos, al que no le guste el calor, que no se meta a la cocina.

En fin, como dicen las coplas Herencia para un hijo gaucho de José Larralde:

Por eso, si abarco ancho

¿me va a decir que está mal

 porque a usted no le gusta?

A mí tampoco me gusta el frío.

pero no me arrime leña,

yo tengo la mía.

--

Perdone mi hijo, y no crea,

que le voy a dar consejo,

solamente en el reflejo

de un parecer sin pasión,

quiero darle la ocasión

de verle el alma a su viejo.

--

Si el perro mueve la cola

el perro sabe lo que hace,

nunca se meta ni pase

por juez de problema ajeno,

el rancho suyo está lleno

de cosas por arreglarse.

 

raultorress@hotmail.com

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista MORENA Puebla, ¿dos caminos?
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado ¿Hipnotismo a políticos?
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Candados del PRI y Puebla
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Delincuentes libres
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Mal y de malas
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista #RMV y sus canicas
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El alcalde sustituto devaluado
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Un merolico en el PRI
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Imágenes
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Los pollitos pían
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°