El signo de Cáncer
2015-07-14
El signo de Cáncer

 

El signo Cáncer

 

¿Quiere saber cómo

es Moreno Valle?

 

 

 

 

Por Raúl Torres Salmerón

 

La astrología. ¿Superstición? ¿Diversión? ¿Ciencia? ¿Tomadura de pelo? ¿Cree usted en los signos astrales?

Muchas personas pueden definir a una persona por su signo debido a su comportamiento, conocen sus sueños, sus esperanzas, su modo de ser.

La astrología es el arte de pronosticar los sucesos por la situación y aspecto de los planetas y las estrellas.

Los signos del Zodiaco, según la astronomía, cubren una zona celeste donde se mueven el Sol, la Luna y los planetas, se divide en 12 constelaciones y los “signos” o “casas” son Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

Pero, veamos cómo es una persona en la política de este signo: El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, nació el 30 de junio de 1968 bajo el signo Cáncer, que abarca a los nacidos del 22 de junio a 23 de julio.

Quienes lo conocen desde hace años podrán verificar si se comporta como un Cáncer. Cada signo tiene síntomas de comportamiento, metas e ilusiones.

 

EL SIGNO CÁNCER

 

Cáncer es el mismo pese a los altibajos. Es constante en su inconstancia.

Le gustan las bromas y su faceta divertida, de personalidad y serena, tiene un humor profundo que surge de su capacidad de observación del comportamiento humano.

No se desvive por las candilejas, pero tiene sentido de la publicidad, cuando les da por hacerse notar. Engaña con aparente modestia.

Secretamente les gusta que les presten atención y les embriagarán los titulares de los medios de comunicación. No persigue la fama, pero tampoco huye, esconde cosas, pero no el reconocimiento.

En estado melancólico está en un momento bajo y se hunde en una depresión.

Sus temores lo acosan con una sensación de peligros que acechan. El pesimismo frustrará su fantasía hasta que aprende a dominarlo, sus miedos constituyen el talón de Aquiles.

Sus lágrimas fluyen de su corazón, frágil y vulnerable. Con una mirada dura o un tono de voz áspero puedes herir sus sentimientos La crueldad lo hace llorar o inducirle al retraimiento.

Cuando está herido se vuelve silencioso. A veces se desquita con saña, pero en secreto. Se esconde bajo su caparazón protector. Cuando le hayas herido, no abrirá la puerta, no contestará el teléfono ni las cartas. Con la incertidumbre, desesperación o tristeza, busca el retiro y la soledad.

Tiene ataques de malhumor y odia al mundo. Se enoja si preguntas la hora, o le pides que te pase la sal. No está enojado, sino desilusionado de la vida y después será la persona suave y comprensiva.

Absorbe imágenes y parecen un espejo o una cámara fotográfica. Cada experiencia les queda grabada para siempre y jamás olvida las lecciones de la vida, ni las de la historia.

 

ADMIRA EL PASADO

 

Cáncer admira el pasado y es patriota. Las figuras históricas le llaman la atención tanto como sus propios antepasados.

Es coleccionista de antigüedades y tesoros. El pasado le despierta una curiosidad insaciable. Es un arqueólogo mental.

Es sigiloso. La gente le confía sus secretos, pero su sensibilidad le permite conocerlos sin mediar palabra. Su compasión es profunda e intuitiva. Obtendrá la información que pueda sobre uno, pero jamás dará a conocer sus pensamientos.

No le gusta hablar de su vida personal, pero quiere saber de otras, pues le resulta fácil adivinar lo que le cuentan. Es raro que adopte la actitud de juez; simplemente deduce, absorbe, refleja.

Nunca va tras lo que quiere. Se mueve en todas direcciones, salvo hacia delante y ese juego es indefinido.

Necesita como cimiento la fuerza de un precedente aceptado o la tranquilidad de una seguridad financiera. Le inquieta andar sólo sin una póliza de seguro.

Cavila sobre sus errores en vez de desentenderse con un encoger los hombros por la mala suerte y hacer un nuevo intento. Antes de intentarlo otra vez, pasará tiempo.

Por más dinero que acumule como reserva, jamás se siente seguro, y por más amor que le brinden, necesita más. Tiene grandes cajas de cartón llenas de provisiones de todas clases.

No usa las corbatas, camisas, pañuelos y ropa que le regalan. Están envueltas. Tal vez proyecte usarlos para abrigar animales en el próximo diluvio. Su visión anticipada y las catástrofes de ayer las recuerda con precisión, sin haberlas presenciado.

En sus gastos es frugal. Mantendrá  billetes de reserva para los días malos. Si dice que está en quiebra, quiere decir que tiene las últimas decenas de miles, que para él es una situación desesperada.

Su cautela excede su generosidad. Un niño le conmoverá para sacarle dinero, pero nunca perdonará al comerciante que le cobre unos centavos de más.

La comida representa seguridad. No importa lo que coma, se siente seguro cuando la despensa está llena, su rostro se ilumina, y las historias de desnutrición le horrorizan. Desperdiciar la comida es un crimen.

Posee un fuerte instinto maternal. Siempre trata de dar a alguien una comida caliente, o de protegerlo del aire de la noche.

 

EL HOMBRE CÁNCER

 

Es taciturno y experto en circunloquios, pero no atolondrado y charlatán. Cáncer no deja ver su alma el día que lo conoces. No confía en los extraños y hay cosas que ni saben sus mejores amigos. Conocerlo exige tiempo y paciencia. En muchas ocasiones es caprichoso, no acepta consejos y una vez que toma una determinación, nadie le hace cambiar de parecer.

Es casquivano y voluble, pero tiene lealtad y sensibilidad. Sin previo aviso, el ceño fruncido puede transformarse en sonrisa. Sus quejas y modales gruñones se suavizan lentamente hasta la ternura, poco antes de una risa profunda, ya trate de ahogarla o suelte una histórica carcajada.

Ahorrar será mejor que gastar. No es un avaro, pero nunca lo verás encender un cigarro con un billete.

Un Cáncer auténtico no enloquece por ropa deportiva. Su atuendo denota formalidad. No importa el precio, su traje será de corte clásico e impecablemente cosido. Le gustan los cuellos con botón, puños con mancuernillas y camisas caras, zapatos lustrados y nunca traerá los calcetines caídos.

Su madre aparece con frecuencia en la conversación. Puede ser un excelente cocinero.

 

EL JEFE CÁNCER

 

La oficina de un jefe Cáncer es un lugar divertido. Todos los empleados muy serios. Al grave y laborioso ejecutivo no le hace gracia la hilaridad en el trabajo. Su humor laboral puede moverle a risa cuando un competidor excesivamente confiado da un traspié o sonreír cuando pidas aumento de sueldo sin merecerlo.

Su humor existe debajo del hombre de negocios y de la impecable camisa blanca, pero no lo mostrará en el trabajo. Lo reservará para la comedia de los errores humanos, o para mitigar el nerviosismo de alguien, con tono habitualmente bondadoso. Sin embargo, de cada ocho horas de trabajo, durante 7 horas y 59 minutos mantendrá un semblante serio.

El trabajo con un jefe cangrejo, estará seguro si cuidas la raya del pantalón, la pulcritud del peinado y la agilidad mental en vez de hacerle bromas o intentas ocupar el papel de coprotagonista.

El protagonista es él, y si tu intención es impresionarle, más vale que sepas que deja todo el humor de lado cuando se sienta tras su escritorio con las fotos de su madre y de su familia. No es prudente hacer chistes.

En los casos de herencia de fortuna y cargo, el jefe Cáncer no se conforma con lo obtenido y tiende a demostrar que es capaz de  superarlo.

Es sensible, delicado e inseguro. El éxito calma sus íntimos temores y por eso lo persigue con dedicación.

Aprenderás rápidamente cosas con él. Un jefe Cáncer mantiene un difícil equilibrio, pero consigue ser justo al mismo tiempo que astuto. Una cosa es jugar al todo o nada con los grandes hombres del comercio y de la banca, y otra es aprovecharse de un inocente. Es bondadoso y honesto. La crueldad y el infortunio le conmueven profundamente. La cortesía y la compasión forman parte de su código.

En fin, como dice la poesía Don Cangrejo de Estrella Montenegro:

Don Cangrejo está enfadado

porque camina de lado.

No puede mirar de frente

como el resto de la gente.

De izquierda a derechas

si quiere ir adelante

De izquierda a derechas

si quiere volver atrás

Don Cangrejo está enfadado

porque camina de lado

aunque este acostumbrado

y no parezca cansado

 

POS DATA

Como un simple dato informativo, también de este signo son: Vicente Fox, Mario Marín Torres, Melquiades Morales Flores, Jorge Estefan Chidiac y Alejandro Armenta Mier.

Todo lo parecido con la realidad no es coincidencia.

Cualquier reclamación, favor de hacerla a la señora Linda Goodman, autora del libro Los Signos del Zodiaco y su carácter. Editorial Pomaire, Barcelona.

raultorress@hotmail.com

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Descomposición panista
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Lucero Saldaña quiere ser gobernadora
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Complicaciones del PRI
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista Cárcel a gasolineros tramposos
Carlos Flores Mancilla
¿Se te ofrece algo?
Carlos Galeana Estudiante de Comunicación El tal Duarte es lo de menos
Carlos Galeana
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Los Ocejo abandonaron a Lalo?
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández Los Finos de Jerez
Jesús Manuel Hernández
El Laurel de la Vida
Dafne Margot Rodríguez Elizondo Madre hija y profesionista . Ya no te cueces al primer hervor
Dafne Margot Rodríguez Elizondo
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Dos "gobernadores"
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Lealtades probadas
Jesús Manuel Hernández
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Barbarie vs. política
Fidencio Aguilar Víquez
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández La hora del vermut
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Complicidad
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°