De bandoleros, Ronda y vinos
2010-07-01
De bandoleros, Ronda y vinos
De bandoleros, Ronda y vinos Madrid, España.- Un viajero incansable y recolector de botellas de vino aún no muy comercializado envió al aventurero dos botellas a fin de conocer su punto de vista sobre los caldos de Ronda, especialmente de la denominación Serranía. Zalacaín había degustado muchas veces los vinos generosos de Málaga, y de Ronda por supuesto las aceitunas y "la bondiola" a las brazas, pero de vinos tintos con crianza poco sabía. De Bodegas Doña Felisa le llegó una atractiva botella con etiqueta diseñada por el célebre Jaime Díaz Rittwagen, un artista naif de Málaga, quien ha dejado plasmada la arquitectura de su tierra y encabeza un movimiento por el arte malagueño. "Chinchilla Conarte" del 2006 fue producido con Cabernet Sauvignon, Merlot y un poco de Syrah en una de las ciudades romanas con más tradición en la vitivinicultura, unos 2000 años, Acinipo de donde el enólogo de Doña Felisa había obtenido este vino afamado por la crítica. Zalacaín pensó en los productos malagueños y la cocina de Ronda, el chorizo, el salchichón, la caña de lomo, jamón, morcón y por supuesto la bondiola, tan apreciada por el aventurero al lado de la enorme variedad de quesos de la cabra payoya de las cuevas del Becerro y Arriate con denominación "Serranía de Ronda" conseguida hace unos meses y cuyos productos no faltaban en la alimentación de Zalacaín. La "bondiola" merecía trato especial, se trata del cogote, el pescuezo del cerdo, cuya dificultad para extraer pone a prueba la experiencia del carnicero, es una carne abundante de grasa, cuyo embutido puede comerse en diversas formas, a la leña, a las brazas, con cerveza y quién sabe cuántas recetas más. El otro vino tenía un nombre legendario dentro de las leyendas andaluzas de bandoleros y contrabandistas: "Pasos Largos 05", el mítico nombre del último bandolero andaluz elaborado por la bodega Los Bujeos y cuyo precio, por encima de los 30 euros, le había situado como el top de la región en una producción de 10 mil botellas gracias a la Cabernet Sauvignon, la Syrah, Merlot, Petit Verdot, Cabernet Franc y un poquito de Garnacha, quienes lo habían tomado argumentaban como principal característica el aroma balsámico. Juan Mingolla Gallardo, alias "Pasos Largos", había sido un digno heredero de los bandoleros andaluces de los siglos XVIII y XIX. En aquella época ante la llegada de las tropas de José Bonaparte a Ronda unos cientos de andaluces se organizaron y formaron una resistencia, una especie de guerrilla dando origen al grupo conocido como "Los Siete Niños de Écija", cuyos protagonistas encabezaban a otros grupos quienes se dedicaban a asaltar en los caminos a los soldados franceses y luego también a los viajeros y latifundistas; así Pablo Aroca alias "Ojitos", Juan Antonio Gutiérrez, "El Cojo"; Diego Meléndez, Francisco Narejo, alias "Becerra"; José Martínez "El Portugués" y otro llamado Fraile, pasaron a la fama seguidos por Juan Palomo, Satanás, Malafacha, Cándido, El Cencerro y Tragabuche entre otros. El último, ya en el siglo XX, había sido el famoso bandolero Pasos Largos, quien había peleado en Cuba y ahora daba nombre al vino más importante de la región. Entrar en ese tema le orilló a considerar cuántas fortunas no se han hecho al amparo de los bandoleros y contrabandistas, en el mundo, y por supuesto en México, en Puebla para ser concreto donde en el siglo pasado algunos personajes luego insertos en la vida económica formal tenían sus antecedentes en el contrabando y el bandolerismo. Y no se refería Zalacaín a los conocidos "Bandidos de Río Frío", ni a Jesús Arriaga, mejor conocido como "Chucho El Roto" ni a las réplicas de El Zorro. Nada de eso se trataba de personajes de la vida real de tiempos cercanos a la Segunda Gran Guerra, especializados en el contrabando de pulque y alcohol, de llantas, artisela, mercancías extranjeras gracias a las influencias y posteriormente el empleo de avionetas civiles. Muchas fortunas se vieron fundadas en las jugosas utilidades de esas acciones. Ciertamente eran otros tiempos, era otro México, donde los ingeniosos comerciantes hacían uso de cualquier estrategia para abonar la oferta en el mercado extranjero o nacional. Poco se había escrito sobre el tema, por lo menos Zalacaín no había tenido acceso a ninguna investigación seria sobre el tema, pero en los medios sociales de la ciudad, como en todo pueblo chico, el chisme es grande, así, todos sabían de quién vendía coñac, whiski, televisiones, estereos y cigarros, por supuesto cigarros. Famoso era aquél personaje del fraccionamiento La Paz, a quien cientos de empresarios y políticos encargaban y visitaban en épocas navideñas para armar los arcones de regalo. Pues bien, el aventurero sacó las botellas enviadas, las dejó reposar sobre una mesa, tardaría al menos dos días en abrirlas, era una costumbre, después de viajar el vino debía descansar para brindar sus mejores cualidades. Encendió la radio y escuchó al corresponsal en México, Jacobo García informando sobre la muerte de un conocido cantante de narcocorridos, Shaka Vega, a quien los conductores del programa definieron como especialistas en canciones rancheras. Varios minutos le dedicaron al personaje, quien recibió unos 30 tiros, según la noticia. Vaya curiosidad, los vinos de Ronda, el recuerdo de las leyendas de bandoleros y contrabandistas andaluces y la muerte de un músico especializado en el narcocorrido, comparado con el bandolerismo moderno. jesusmanuelh@mexico.com
 
Titulo Columnistas
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Guadalupe: la esperanza presente
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Moreno Valle, humillado
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Legalizando la represión, militarizando la vida pública
Carlos Figueroa Ibarra
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Tres narrativas
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El desechable
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Antorcha va por alcaldía de Atlixco
Raúl Torres Salmerón
¡Ahí vienen los gorrones!
Arturo Muñoz Martínez Estudiante Ciencias Polìticas BUAP Mayoriteo y seguridad interior
Arturo Muñoz Martínez
Reflexiones
Fidencio Aguilar Víquez Doctor en Filosofía Meade, la ilusión óptica en el desierto
Fidencio Aguilar Víquez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Meade, el otro frente ciudadano
Jesús Manuel Hernández
Espiral Urbana
Juan Daniel Flores Sociólogo Bares II
Juan Daniel Flores
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Don Rosendo, un equlibrio
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández "Gadus Morhua"
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°