Compañeros de viaje de Chespirito
2014-12-01
Compañeros de viaje de Chespirito
 
 
 
 
 
Compañeros de viaje
de Chespirito
 
 
 
 
 
 
Por Jesús Manuel Hernández
 
 
 
La muerte de Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, no sólo se ha convertido en un fenómeno mediático de los países de habla hispana, ha sido también un hecho usado convenientemente para paliar asuntos del orden político en un país donde la reina de los medios es el poder fáctico más importante, incluso, según parece, que los poderes formales.
 
El Chavo del Ocho fue catalogado en su momento por los intelectuales como una sátira de la sociedad mexicana, familias disfuncionales reducidas a la pobreza frente al casero especulador.
 
Un chavo huérfano, víctima del bullyng, ejemplo de todas las frustraciones que lucha por ser aceptado y pertenecer al grupo, y cuya máxima ilusión es comerse una torta de jamón.
 
La Chilindrina, berrinchuda, manipuladora del padre, con baja autoestima y mala autoimagen a cuya madre nunca conoció.
 
Don Ramón, el padre manipulado por la hija, holgazán, irresponsable, neurótico y con sentimiento de culpa.
 
Kiko, el narcisista del grupo, consentido, con complejo de Edipo y sin la figura paterna.
 
Doña Florinda, neurótica, madre soltera, frustrada, sin vida vida sexual, abandonada de sí misma.
 
El profesor Girafales, viudo, soñador, el eterno novio platónico.
 
Todo ello en una mezcla de ironía y sarcasmo que hizo reír a millones de seres humanos que vieron en la televisión el reflejo de sus propios problemas. 
 
Pero a fin de cuentas un éxito mediático.
 
La muerte de Roberto Bolaños, cuyo hermano por cierto fue agente de seguridad federal en Puebla, se convirtió en el trending topic de las redes sociales, un asunto, que los asesores de los políticos utilizaron para montarlos en las listas de condolencias y pesares.
 
Peña Nieto tardó 12 minutos en aparecerse en el panorama, le siguieron líderes de cámaras, miembros del gabinete y por supuesto los gobernadores, entre ellos el aspirante presidencial, Rafael Moreno Valle Rosas quien en su cuenta de Twitter escribió "Lamento el fallecimiento de Roberto Gómez Bolaños, un mexicano excepcional que divirtió a niños y adultos del mundo, su legado permanecerá".
 
Efectivamente, Chespirito deleitó a muchos niños, entre ellos a José Luis Tehuatlie Tamayo, quien murió asesinado por un artefacto disparado por la policía bajo las órdenes del gobernador poblano.
 
Vaya contrastes, Moreno Valle nunca subió a su cuenta de Twitter un comentario por la muerte del niño de Chalchihuapan, jamás le dio el pésame a su madre, al contrario, la culpó junto con la población de la muerte del niño. 
Peña Nieto tardó 10 días en reconocer y dar la cara por el caso Ayotzinapa, y 12 minutos para sumarse al trending topic de Chespirito. Moreno Valle pronto cumplirá 5 meses sin lamentar la muerte de José Luis, pero a fin de cuentas Bolaños Gómez seguirá dando votos.
 
jesusmanuelh@icloud.com
Video en: http://youtu.be/Y7x5Te3iBUE
 

 
Titulo Columnistas
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo La estrategia del Tucamlo
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista "Su Lucha"
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El pelo en la oreja...
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista El PAN ataca
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista En Puebla Franco Coppola
Carlos Flores Mancilla
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Ganamos pero no nos alcanza. Las cinco tácticas del fraude
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Algoritmo Fraudulento
Jesús Manuel Hernández
¡Ahí vienen los gorrones!
Arturo Muñoz Martínez Estudiante Ciencias Polìticas BUAP 0.56%
Arturo Muñoz Martínez
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández El Lechazo de Junio
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°